Profr. Salvador Garza Inocencio Hace unos cuantos días, el pueblo de México recordó una vez más a la morenita y vino a mi memoria un grupo de catorce mujeres de escasos recursos a quienes llamaban “Las Patronas”, un grupo de mujeres que “avientan” comida y botelllas de agua a los centroamericanos que viajan en el tren de la muerte, hacia los Estados Unidos de Norteamérica, en busca de nuevos horizontes o como muchos también lo señalan, buscando el famoso “sueño americano”.

Estas mujeres de extracción muy humilde y tal vez con un salario que no es el mínimo, sino uno que camina junto a la miseria; ellas se dedican a ayudar a los desprotegidos, a esos hombres, mujeres y niños que viajan sobre el tren, sin ninguna seguridad para sus personas y que muchos de ellos quedarán en el camino, que no llegarán a su destino y que jamás retornarán a su lugar de origen.

Un ejemplo de gente que no tiene dinero y que lo poco que hay en sus bolsillos lo entregan en forma de pan a los desconocidos hambrientos que pasan día a día por el poblado de “Guadalupe o La Patrona” ubicado en el municipio de Amatlán de los Reyes, en el estado de Veracruz.

Viajan en trenes sin techo, los acompaña el cielo azul de México y la bondad de estas catorce mujeres comprometidas con los que tienen menos, tacos de frijoles y arroz, y cientos de botellas de agua entregados día a día para mitigar las penas de aquellos que todo lo abandonan.

Pero así está el mundo y éstas son “Nuestras Cosas”.

Hasta la próxima.

Garza Inocencio
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales