Profr. Salvador Garza Inocencio

Una tradición de los pueblos es iluminar en estas épocas las fachadas de las casas, los barandales y los árboles que se encuentran al frente de las viviendas, con una profusa iluminación multicolor, las luces de navidad se complementan con musgos, con guirnaldas en marcos de puertas y ventanas, porque Navidad desde los tiempos más remotos ha significado luz.

Hoy en día las calles, las avenidas, las plazas, los parques, los ríos, las montañas se transforman en brillantes y bellos escenarios llenos de luz y de color, en esta época de recogimiento y de dación.

En esta época navideña aparecen las coronas, los ángeles, las estrellas, las velas, las campanas, las tarjetas de navidad, el muérdago, las botas o los calcetines, las manzanas, las piñas, la flor de navidad llamada “Nochebuena”.

Nuestro pueblo aún continúa con la tradición; recordamos nuestra niñez, cuando vivíamos en un largo jacal allá por la calle Bravo, mi madre en esta época colocaba en el marco de la puerta que daba a la calle, una pequeña lamparita de aro, que alimentaba noche a noche con gas morado, todos los días muy temprano a lavar el pequeño tubo, a llenar aquel pequeño depósito de gas y colocarla en aquel lugar encima de la puerta, para que estuviese lista para la noche siguiente; lo anterior no era patrimonio nuestro, lo hacía toda la gente del pueblo, en aquella época en que la luz eléctrica aún no llegaba al poblado, esa lamparita era una tenue luz, pero significaba algo grande: LA NAVIDAD.

El domingo pasado transitando por las calles del pueblo al atardecer, buscando a Clío para que nos ayudase en la crónica cotidiana, nos sorprendió la noche; y de pronto nos encontramos frente a una hermosa casa colonial, en cuyos ventanales pudimos observar aquellas “lamparitas de antaño” de otrora tiempo, allá en el hoy colonial “Barrio del Aguacate” por la calle Ocampo entre Mina y Zaragoza.

¡Enhorabuena! por todos aquellos que aún encienden la luz de la tradición.

Pero así está el mundo y éstas son “Nuestras Cosas”.

Hasta la próxima.

Lamparitas de antaño en residencias de hoy

Garza Inocencio
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales