Profr. Salvador Garza InocencioEn la tranquilidad del hogar, en ese “bunker” que antes era imposible penetrar, porque la maldad estaba afuera y allí en el hogar, el calor, el calor del amor, la sinceridad de las palabras, la limpieza en la actuación, el ejemplo de la sencillez, la magnificencia de la humildad y todo ello matizado con un sentido de responsabilidad y entrega hacia los demás.

Hoy ese reducto de benevolencia ha sido maltratado, tal vez por una parte el tiempo que se vive que sin duda es otro, o la tecnología que hoy nos lleva la información al instante, cuando antes no era así.

Hoy algunos jinetes del Apocalipsis hacen su “agosto” entre ellos sobresalen la muerte y la guerra.

Hoy la tranquilidad, no sólo en un país, sino en el mundo entero ha sido rebasada; miles y miles de gentes salen a las calles a manifestar su inconformidad, empieza a llegar la “bancarrota” a países muy sustentables hasta hoy en lo económico, en lo político y en lo social.

Las manifestaciones de los “indignados”, las devaluaciones monetarias, y la violencia en sus múltiples facetas, son hoy la comidilla del día.

Recordamos aquel proverbio “Ojo por ojo y diente por diente” creemos que la continuación de esta filosofía nos dejará ciegos a todos.

León Tolstoi dijo “Toda reforma impuesta por la violencia no corregirá el mal; el buen juicio no necesita de la violencia”, y Gandhi señaló: “La violencia es el miedo a los ideales de los demás”.

Pero así está el mundo y éstas son “Nuestras Cosas”.

Hasta la próxima.

Garza Inocencio
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales