I).- Antecedentes.- El siglo XIX mexicano fue un siglo inestable, sin paz, cambiante, convulsivo. En ese siglo México tuvo 9 virreyes, una regencia, un triunvirato, dos Imperios, 7 Repúblicas Federalistas, 7 Repúblicas Centralistas y tres dictaduras. En total 49 gobernantes en un siglo, de los cuales 3 ocuparon la Presidencia por 51 años (hasta 1911). Con todas las guerras, Intervenciones, mutilaciones, retrocesos, pérdidas y muertes que todo ello ocasionó.

Madero en la Marcha de la Lealtad
> Madero en la Marcha de la Lealtad.

II).- El porfirismo que se convirtió en porfiriato.- En el último cuarto del siglo XIX el Gral. Porfirio Díaz, que había sido factor decisivo para derrotar a los imperialistas en la guerra de 1862-1867, se levantó en armas, en marzo de 1876, contra de don Sebastián Lerdo de Tejada, mediante el ‘Plan de Tuxtepec’ -teniendo como bandera la No Reelección-, debido a que Lerdo, que había substituido a Don Benito Juárez, quién por su deceso no pudo concluir su cuarto período 1871-75, se reeligió para el cuatrienio 1875-79. Porfirio Diaz cruzó la frontera en el sur de Texas en un sitio cercano a Matamoros, Tamaulipas y en el rancho ‘Palo Blanco’ de ese Municipio, reformó el ‘Plan de Tuxtepec’, tomando la ciudad de Matamoros el 2 de abril de 1876. Posteriormente fue derrotado en la hacienda de Icamole, N.L., por lo que tuvo que irse a Veracruz, vía Nueva Orleans, para continuar con la lucha en el centro del País. Derrotó a los ejércitos lerdistas en los llanos de Tecoac, Tlaxcala, gracias a la oportuna llegada del Gral. matamorense, Manuel González. Con el triunfo de Porfirio Díaz, Sebastián Lerdo de Tejada renunció y El Gral. Díaz pudo asumir la Presidencia para el cuatrienio 1876-1880. Díaz fue substituido por su compadre, el Gral. Manuel González Flores para el período 1880-1884, pero en 1884 el Gral Díaz se reeligió, olvidándose de la bandera «No Reelección» del ‘Plan de Tuxtepec’, iniciando así la larga dictadura del Gral. Porfirio Díaz con sus 7 reelecciones.

III).- La Revolución Mexicana.- En el Siglo XX, el gran movimiento armado, social y político que sacudió a México a partir de 1910, y que costó la vida a más de un millón de mexicanos, tuvo durante su desarrollo tantas facetas y ha sido tan desvirtuada y mal interpretada por sus beneficiarios, que la mayoría de los mexicanos del presente no tenemos un panorama veraz de las causas, objetivos, evolución, logros y resultados de nuestra Revolución.

La Revolución Mexicana tuvo las siguientes etapas:

1].- Las principales causas de la Revolución Maderista fueron la ausencia de democracia y la inefectividad del sufragio en el régimen dictatorial del Gral. Porfirio Díaz. Además había un descontento generalizado porque la tenencia de la tierra estaba concentrada en unas cuantas manos y los trabajadores de las grandes haciendas eran casi esclavos. En 1892 el tamaulipeco Catarino Garza inició un levantamiento armado en contra de Porfirio Díaz, Garza tuvo que desistir por falta de recursos.

2].- La Revolución Maderista se motivó con el libro La Sucesión Presidencial, publicado al iniciar 1909, por Francisco I. Madero que se convirtió en candidato oposicionista al dictador Díaz, por lo que fue encarcelado y burlado mediante monumental fraude en las elecciones de 1910. Madero reaccionó publicando el Plan de San Luis, mediante el cual se dio inicio a la Revolución Mexicana el 20 de noviembre de 1910. Madero logró derrocar a Porfirio Díaz y, después de celebrar unas democráticas elecciones, triunfó y asumió la Presidencia de la República el 6 de noviembre de 1911.

3].- Durante el Régimen Maderista hubo varios levantamientos en contra de su gobierno, destacándose las siguientes Rebeliones contra Madero: Emiliano Zapata (1911), Pascual Orozco (1912), Bernardo Reyes (1912) y Félix Díaz (1912), siendo controladas todas ellas por el ejercito federal de la República.

4].- La decena Trágica y el Cuartelazo. Los enemigos de Madero, Félix Díaz y Bernardo Reyes, conspiraban en su contra desde la prisión en donde se encontraban recluidos. La mañana del 9 de febrero de 1913 fueron liberados por tropas del Gral. Manuel Mondragón y se dirigieron a Palacio Nacional, que había sido recuperado por el Gral. matamorense Lauro Villar Ochoa, comandante militar de la Cd. de México, quién era fiel a Madero. El Gral. Bernardo Reyes murió en el intento de volver a tomar el Palacio Nacional. El presidente Madero llegó a Palacio escoltado por los cadetes del Colegio Militar. Al percatarse que el Gral. Villar estaba gravemente herido, nombró en su lugar al Gral. Victoriano Huerta, quién lo traicionó y lo aprehendió unos días después, obligándolo a renunciar junto con el vicepresidente Pino Suárez. Huerta no conforme con haberse apoderado espuriamente de la Presidencia de la República, ordenó el homicidio de Madero y Pino Suárez.

5].- La Revolución Constitucionalista tenía como principal objetivo restablecer el orden constitucional, que había sido violado por el usurpador Victoriano Huerta, quién mandó asesinar a Francisco I. Madero y José Maria Pino Suárez. En diferentes entidades del país hubo levantamientos en contra de Huerta. Don Venustiano Carranza, Gobernador de Coahuila, proclamó en marzo 26 de 1913, el ‘Plan de Guadalupe’ mediante el cual se desconocía el gobierno espurio de Huerta y señalaba que al triunfo de la causa Constitucionalista, se convocaría a elecciones. Gracias al formidable avance militar de la División del Norte al mando del Gral. Francisco Villa y a la decisiva participación de los Generales Alvaro Obregón en el noroeste y Lucio Blanco, primero, y Pablo González, después, en el noreste, se logró derrotar el ejército de Victoriano Huerta, propinándole Villa el golpe definitivo en la Batalla de Zacatecas el 23 de junio de 1914. Huerta renunció en julio y huyó del país; el ejército Federal se rindió y fue desintegrado.

6].- La Convención de Aguascalientes se realizó cuando fue destituido Huerta por el ejército constitucionalista. Todos los Generales y jefes con mando de tropa que contribuyeron al triunfo de la Revolución Constitucionalista se reunieron en el centro de la República, para elegir un presidente provisional que convocaría a elecciones, en noviembre de 1914 fue electo el Gral Eulalio Gutiérrez.

7].- Venustiano Carranza se refugió en Veracruz y desconoció los acuerdos de la Soberana Convención de Aguascalientes por lo cual se originó la división de facciones en carrancistas, convencionistas, villistas, zapatistas y otros istas regionales. Esta etapa de la guerra se conoce como la Revolución Dividida. Carranza triunfó, gracias al apoyo del Gral. Alvaro Obregón y ambos se dedicaron a la tarea de aniquilar a sus enemigos políticos e ideológicos.

8].- La Revolución Legislativa. Conforme transcurrió la Revolución Mexicana, se fue tornando cada vez mas compleja y se fueron agregando causas y pretextos que solo pretendían satisfacer los intereses personales de los diferentes caudillos. Venustiano Carranza convocó un Congreso Constituyente, en el cual se modificó la propuesta original del ‘Primer Jefe’ Carranza. Gracias a la participación del grupo de diputados denominados ‘radicales’, el cual era encabezado por Francisco J. Mújica, Heriberto Jara, Pastor Rouaix y otros, se logró promulgar una Constitución en febrero de 1917, que contenía algunos artículos verdaderamente revolucionarios como el 3º, 27º, 115º, 123º, 130º y otros. Don Venustiano solo aplicaría los artículos de la Constitución que satisficieran sus caprichos.

Durante el régimen Carrancista no se logró pacificar al país y se vio manchado con los asesinatos de Alberto Carrera Torres, en 1917, Emiliano Zapata y Felipe Ángeles en 1919.

9].- La intransigencia e ingratitud de don Venustiano Carranza, que no permitió la candidatura del Gral. Alvaro Obregón en 1920, originó que, mediante las armas, el grupo sonorense justificado por el ‘Plan de Agua Prieta’, se apoderó de la presidencia de la República. A Carranza le costó la vida este levantamiento, ya que fue asesinado en Tlaxcalantongo, Puebla, en mayo. En 1920 hubo 3 Presidentes de la República: Venustiano Carranza, Adolfo de la Huerta y Alvaro Obregón. En Nuevo León, en Coahuila y en Tamaulipas, así como en la mayoría de las entidades federativas, hubo tres Gobernadores en ese año.

10].- Una vez que el Gral. Alvaro Obregón asumió la Presidencia, dio inicio a una Revolución educativa, dándole plenas facultades al Lic. José Vasconcelos, como Secretario de Educación Pública. Por otra parte, el Gral. Obregón usaba el lema “Salvar a México de sus salvadores”, para justificar la matazón de generales como Benjamín Hill, Lucio Blanco, Francisco Murguía, Francisco Villa y muchos otros, por lo cual se puede llamar a este régimen la Revolución diezmada.

11].- Las cabezas mas importantes del grupo de Sonora eran Don Adolfo de la Huerta y los Generales Alvaro Obregón y Plutarco Elias Calles, quienes eran conocidos como el ‘triunvirato de Sonora’. Supuestamente había un pacto entre ellos para que después del período de Alvaro Obregón, asumiría la Presidencia por un cuatrienio, Adolfo de la Huerta, quién había cubierto un interinato de solo seis meses. Tanto De la Huerta como Calles eran secretarios en el gabinete de Alvaro Obregón, quién modificó el pacto y decidió que su sucesor sería Calles, dejando a De la Huerta fuera. Los grupos se polarizaron y se aglutinó, alrededor de Don Adolfo, un gran número de jefes militares que lo convencieron que peleara la presidencia con las armas, originando así la nueva guerra conocida como Revolución Delahuertista. A pesar de que el 80% del ejército apoyaba a Adolfo de la Huerta, perdió la guerra al enfrentarse a Obregón que era un militar implacable, frente a la bonhomía de Don Adolfo, quién tuvo que autoexiliarse a California y sobrevivir dando clases de canto, mientras que Obregón y Calles se apoderaron del Gobierno de México.

12].- Cuando el General Plutarco Elías Calles asumió la Presidencia de la República, por su jacobinismo inició una embestida en contra de la iglesia católica, cerrando e incautando los templos religiosos, lo que motivó que algunos creyentes decidieran defender su religión con las armas, en un movimiento bélico conocido como la Revolución Cristera, en el período 1926-29.

13].- La sucesión presidencial se dio a partir de 1927. El Congreso Federal modificó la Constitución para que se autorizara la reelección no continuada y se amplió el período presidencial a seis años. El camino estaba preparado para el regreso de Obregón. Se le opusieron como candidatos antireeleccionistas dos amigos sonorenses: el Gral. Francisco Serrano y el Gral. Arnulfo R. Gómez. Ambos fueron asesinados antes de las elecciones. ‘Ganando’ Obregón la reelección, traicionó los postulados originales de la Revolución Mexicana. Antes de asumir la Presidencia el Gral. Obregón fue asesinado por un fanático religioso, José de León Toral, en el Restaurante “La Bombilla”, el 17 de julio de 1928.

A pesar de que el Gral. Calles aseveró en su último informe de gobierno que “se acababan en México los gobiernos de los Caudillos”, menos de un año después estaba fundando un partido “Oficial” y se autoproclamó el “Jefe máximo de la Revolución”, por lo cual se conoce a ese período como “el maximato”.

14].- A la muerte de Obregón, el Gral. Calles dio plena libertad a los obregonistas para que eligieran un Presidente provisional que sería el encargado de convocar a elecciones para nombrar un Presidente substituto. Los obregonistas eligieron al Tamaulipeco Lic. Emilio Portes Gil, quién había sido de todas las confianzas de Obregón. El Lic. Portes Gil fue Presidente provisional solo 14 meses, pero en ese corto período logró terminar con el conflicto religioso y dio la autonomía a la Universidad Nacional de México.

Se convocó a elecciones y el “oficial” Partido Nacional Revolucionario (PNR) postuló un candidato perfectamente desconocido: Pascual Ortiz Rubio, ocasionando que un sector de militares se levantara en armas, encabezados por el Gral. José Gonzalo Escobar, de quién se dice que los ataques mas sonados los dio a los bancos de Torreón. El Partido Nacional Antireeleccionista postuló como candidato al Lic. José Vasconcelos quién gozaba de gran popularidad por la destacada labor realizada en la Secretaría de Educación y por haber participado en la Revolución desde los tiempos de Madero. Por su amplia cultura y su enfoque filosófico, se considera que la campaña política del Lic. José Vasconcelos en 1929 fue una auténtica Revolución Ideológica. La maquinaria oficial hizo ganar a su candidato mediante un escandaloso fraude, dando inició a una nefasta tradición del Partido “oficial” de imponer candidatos. El desconocido Ing. Pascual Ortiz Rubio asumió la presidencia el 5 de febrero de 1930, siendo recibido en Palacio Nacional con un balazo en la cara que le propinó un fanático llamado Daniel Flores. Resultó ser un Presidente gris manejado por los caprichos de Calles. El pueblo, sabio y contundente, acuño una frase que pintaron en las paredes del castillo de Chapultepec -residencia de los presidentes en esa época-, “aquí vive el Presidente y el que manda vive enfrente”, refiriéndose al Gral. Calles que vivía en la Colonia Anzures, precisamente frente a Chapultepec. Ortiz Rubio no soportó las intromisiones de Calles y renunció a la presidencia en septiembre de 1932. Calles usando su ‘maximato’ nombró a su incondicional amigo, el Gral. sonorense Abelardo L. Rodríguez, Presidente substituto, quién concluyó el período en 1934.

15].- La última ‘maximatura’ de Calles fue imponer como candidato a su “chamaco” el Gral. michoacano Lázaro Cárdenas del Río, quién realizó una intensa campaña de proselitismo por todo el país. Cárdenas ganó las elecciones pero Calles le impuso a casi todo el gabinete. Cuando el Presidente Cárdenas tuvo el control de la situación política cesó a todos los miembros de su gabinete, lo reestructuró y exilió a Calles hacia los EEUU, finalizando así el “maximato” del Gral. Calles, empezando el Cardenismo. Uno de los secretarios de Cárdenas fue el potosino Gral. Saturnino Cedillo, quién por desavenencias con su jefe se levantó en armas contra Cárdenas en 1938. Rápidamente fue derrotado y muerto el Gral. Cedillo por tropas del gobierno al mando directo del Gral. Lázaro Cárdenas.

16].- Llegó el momento de la sucesión presidencial en 1939 y el partido “oficial’ que había cambiado su nombre a Partido de la Revolucion Mexicana (PRM) postuló al Gral. Manuel Avila Camacho, por elección del Presidente Cárdenas, quién por causas ignoradas lo prefirió en lugar de quién tenía mas arraigada la doctrina socialista del cardenismo: el Gral. Francisco J. Mújica. El Partido Revolucionario de Unificación Nacional (PRUN) postuló como su candidato al Gral. Juan Andrew Almazán. A pesar de la gran popularidad de Almazán, fuerzas armadas del gobierno hicieron “ganar’ al Gral. Avila Camacho, mediante un escandaloso fraude, por lo que los Almazanistas estuvieron a punto de iniciar otra Revolución, intento que fue apagado por el propio desdén del Gral. Almazán que se fue a Cuba y declaró que dejaba todo en manos de la “Justicia” mexicana.

17].- El Gral. Manuel Avila Camacho resultó ser un hombre bueno y conciliador, por lo que se le conoce como ‘el Presidente caballero’. Fue él quién logró que se diera, en 1942, una reunión de todos los expresidentes de México, con motivo de la declaratoria de guerra de México a los países del eje Berlín-Roma-Tokio, en una jornada patriótica denominada “Unidad Nacional”, la cual se realizó en Palacio Nacional. Fue el último militar que asumió la Presidencia de la República y después de concluida la Segunda Guerra Mundial, México no ha participado en ninguna Guerra ni interna ni extranjera.

IV).- Conclusión.- Los logros obtenidos en la Revolución Mexicana están decretados en la Constitución de 1917, la cual está basada, en su parte medular, en la Constitución de 1857, producto de los grandes Constituyentes del siglo XIX, quienes, a su vez, se basaron en la Constitución de los EEUU de América.

Los tópicos revolucionarios de la Constitución de 1917 se los debemos a los radicales que se opusieron al proyecto original de Carranza: 1).- Articulo 3º de la Educación, 2).- Garantías Individuales, 3).- Desarrollo de la Pequeña Propiedad y Reforma Agraria, 4).- Reformas electorales, 5).- Soberanía del Pueblo, 6).- Municipio Libre, 7).- Impuestos equitativos y justos, 8).- Independencia y Soberanía de los Estados, 9).- División e Independencia de Poderes Federales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), 10).- Articulo 123º del Trabajo , 11).- Asuntos Migratoros y 12).- Libertad de cultos religiosos.

Han transcurrido mas de 92 años desde que se promulgó la constitución de 1917 y en ese período ha tenido mas de 500 reformas o enmiendas. La Constitución de los EEUU de América, que copiaron los Constituyentes de 1824 y 1857, ha estado vigente por mas de 230 años y tiene menos de 30 enmiendas.

Hay dos tipos de personajes en la Revolución Mexicana: Los Jinetes Revolucionarios que son los Caudillos y Héroes que participaron en la Guerra y todos murieron a balazos: Madero, Zapata, Carranza, Villa, Obregón…Los otros son los jinetes de la Revolución, es decir, los acomodaticios que se subieron al carro de la Revolución y se han valido del poder para enriquecerse descaradamente practicando la antidemocracia como ‘modus vivendi’, para conservar el poder. Casi todos han muerto en una lujosa cama con sábanas de seda.

Muchos Revolucionarios entraron en la Historia, aunque no tuvieron el poder. Muchos que detentaron el poder, no están en la Historia. Muchos que querían ‘hacer Historia’, han sido olvidados.

V).- Corolario.- Vamos a conmemorar el Centenario de la Revolución Mexicana –de la Maderista- y aún existen muchos mexicanos que se dicen “revolucionarios” que no conocen ni lo básico de este gran movimiento democrático, político y social que cimbró a México, pero produjo guerras, asesinatos y tanto retroceso, que fue necesario que pasaran muchos años, para que México se recuperara de las múltiples heridas. Ahora que vivimos en la alborada del siglo XXI, permitamos que la Historia nos demuestre que las muchas Revoluciones armadas de los siglos XIX y XX solo han traído muerte, destrucción, desavenencias, traiciones, envidias, antidemocracia y retroceso. Que México ya no necesita Revoluciones armadas y Guerras, sino que necesitamos Revoluciones ideológicas, culturales, de actitudes, de usos y costumbres, para poder enfrentarnos, civilizadamente, con los paises del mundo que tienen más disciplina y visión de progreso y orden que nosotros.

Con las lecciones del pasado, en el 2010 empecemos otro México, revolucionemos lo establecido y miremos al futuro con visión optimista, que nos sirva para emprender y consolidar una nueva Revolución pacífica y constructora, para revolucionar y optimizar la política, la justicia, la educación, la cultura, las ciencias, la producción, la sociedad, los valores, el civismo, el deporte, la familia, la democracia, la seguridad, el nacionalismo y el orgullo de ser mexicanos.

¡Que viva México!

Ing. Clemente Rendón de la Garza
Cronista Municipal de Matamoros, Tamaulipas.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales