Una de las costumbres de los propietarios de Vestidos Lavables, mejor conocida como Casa Morales, la empresa que dio renombre a la industria del vestido de Sabinas Hidalgo, fue la de festejar a sus empleadas que fueran a casarse con una despedida.

Despedida de soltera en 1950

En el ayer los políticos usaban todos los recursos que tenían a su alcance para persuadir a los votantes que sufragaran a su favor. En el año de 1923, en el primer cuarto del siglo pasado, cuando todavía no se callaban por completo los estruendos de los rifles y cañones de la Revolución, el pueblo de Sabinas se preparaba para llevar a la Gobernatura a un prominente personaje como era el Lic. Aarón Sáenz, por la diputación iba el destacado Maestro e insigne Sabinense Profr. Antonio Solís Guadiana, llevando como suplente al Sr. Enrique O. Garza.

Por entonces ya empezaba a figurar el Partido de la Franja Tricolor, quien orientaba a sus seguidores diciéndoles cual era el número de casillas que les correspondía y el número que les tocaba en la lista del padrón.

Propaganda política de 1923, anverso

¿Recuerda los románticos tiempos de Sabinas Hidalgo, N. L. en la década de los 40s, 50s y 60s del siglo pasado?

Los sobrevivientes de aquella época se trasladaban de un lugar a otro en un coche de alquiler tirado por caballos.

Pedro Durán Treviño

Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales